Futsal

NO HAY NADA PARA REPROCHAR

Dic.30 (1R) - River dejó la vida en el terreno de juego, mereció mejor suerte pero no pudo con Kimberley, cayó 3-2 en la final de la Supercopa Argentina y con este resultado los de Devoto jugarán la próxima Copa Libertadores.

ver fotos ver videos
Tamaño

 

Luego de quedar afuera de los Playoff por la definición del campeonato, los muchachos dirigidos por Alejandro Pérez se la jugaron con todo a la Copa Argentina y no iban a fallar. Tras la coronación frente a Independiente el jueves pasado, Los Millonarios tenían por delante otra gran final, la quedaba el pasaje rumbo a la obsesión de todos los equipos: la Copa Libertadores. Se sabía de antemano que la cosa no iba a ser para nada sencilla, ya que, en frente estaba Kimberley, el bicampeón de Liga, que quería jugar por segundo año consecutivo el máximo certamen continental.

La cita era en el Polideportivo Gorki Grana de Morón, allí el gran público riverplatense le dio color a una gran noche y pese al calor infernal nunca paró de alentar a nuestros muchachos. Los nervios iban a ser el donimnador común en los primeros minutos de juego. Kimberley intentó hacerse fuerte desde la generación de juego, moviendo bien la bocha con Santiago Basile como estandarte, pero River estuvo seguro en defensa, le cortó constantemente los caminos a su rival y logró mantener el peligro lejos del arco defendido por Javier López.

River buscó explotar al máximo las jugadas de pelota parada, con el laboratorio de Ale Pérez los de Núñez tuvieron las chances más claras de la mano de Agustín Crocco y Nicolás Rolón, pero Lucas Farach, el 1 celeste, iba a tener un par de tapadas brillantes. En los últimos 5' de la primera parte Kimberley pareció reaccionar, apretó y sobre el final casi se pone en ventaja, pero el palo le iba a negar el grito de gol en dos ocasiones a los bicampeones de Liga.

La segunda mitad arrancó con todo, Kimberley salió decidido y antes del minuto se iba a poner en ventaja. Tras una buena jugada del campeón mundial Santiago Basile, el ex River Martín Persec - su pase aún pertenece al club- capturó el rebote y la empujó al fondo de la red para poner el tempranero 1-0. Ahora había que ver como reaccionaba River, por eso era vital levantarse lo antes posible. Al minuto, Ramiro Martínez Dios iba a tener el empate, pero su pechazo se iba a estrellar en el travesaño.

A los 4' del complemento los de Devoto se iban a quedar con un hombre menos, Sebastián Iribarne cortaría un ataque Millonario con la mano, vería la segunda amarilla y dejaría a su equipo con un hombre menos por 2'. Era el momento de River, nuestros muchachos lo debían aprovechar, pero el grito se iba a hacer rogar. Con un Lucas Farach impenetrable, Kimberley aguantó muy bien, pero cuando faltaban un par de segundos para volver a tener a todos sus hombres, Nacho Caviglia puso una bocha exquisita y el pivote Ramiro Martínez Dios no falló, empujó la bocha al fondo de la red y así el tanteador quedó igualado 1-1.

Definitivamente se armaba otro partido, envalentonados por el empate los Millonarios volvieron a la carga, empujaron, arrinconaron contra su arco a un inconexo Kimberley pero no supieron aprovechar su momento y lo terminarían pagando demasiado caro. Los minutos pasaban, el marcador no se movía y todo hacía indicar que la final se definiría en el tiempo extra. Sin embargo, Noé Pérez Leiva frotaría la lámpara a 5' del final, clavaría lo bocha arriba, junto al travesaño del arco defendido por Javi López y así el bicampeón volvió a pasar al frente.

Con el 1-2 en contra Alejandro Pérez se la jugó con Crocco como arquero jugador y la cosa no iba a salir nada bien. Santiago Basile iba a avisar primero, tras cortar un ataque riverplatense el 8 celeste definió desde su campo pero la bocha dio en el poste. No obstante, a los 18' Lucas Farach, el 1 de Kimberley, no iba a fallar y con un zapatazo desde su arco sellaría el lapidario 3-1.

El juego parecía sentenciado pero el Más Grande no iba a bajar los brazos, empujados por su emblema Ignacio Caviglia, la rebeldía de Nicolás Rolón y el oportunismo de Eliseo Romeo, este último descontaría a dos segundos del final del juego para poner el definitivo 3-2. Con este resultado Kimberley se coronó campeón y consiguió el pasaje a la Copa Libertadores 2017.

 

 
Copyright © 2016 – Agustín Barbosa - 1RIVER - Buenos Aires 30 de Diciembre de  2016.

Notas y entrevistas Antonio Casellii
Lo más visto
  • River Plate
  • AFA
  • Conmebol
  • FIFA
Video destacado

Emelec 1 River 2 Libertadores 2017