Fútbol Femenino

DECEPCIONANTE EMPATE

Nov. 14 (1R) – En la 4° fecha del torneo, River no supo plasmar su dominio en el arco de enfrente y terminó igualando 0-0 contra un Boca mezquino.

ver fotos ver videos
Tamaño

El calentamiento previo ya dejaba sentir una energía especial, clima de Superclásico en el Monumental. Desde el saludo protocolar se aceleraron las pulsaciones y todos los cañones apuntaban a un mismo objetivo: los tres puntos y el envión anímico consiguiente. La batalla en el mediocampo la ganó River con una Birisamberri intermitente pero con chispas de desequilibrio.

 

La columna vertebral conformada por el temperamento para cerrar de Gallea, la presión alta de Moreno y la verticalidad de Romero fue importante para meter al rival en su campo. El Xeneize apostó a los pelotazos, no se sintió cómodo con la prolijidad y debió recurrir a desprenderse del balón cuanto antes. Florentín y Herrera intentaron asociarse por derecha pero el desgaste y la temperatura evitaron mejores resultados.

 

Varias de las posiciones adelantadas sancionadas al local desataron la reprobación del público, el cual estalló de bronca contra la terna arbitral. Las individualidades no aparecieron como era de esperar y el aburrimiento se guardó todas las emociones para la segunda mitad, o al menos eso requería el choque de dos potencias.

 

Se puso lindo el partido, avivadas para sacar rápido, inteligencia en los pases filtrados y la cuita de juego brusco en cada dividida. Los hits más conocidos entonados por la parcialidad Millonaria le agregaron más picante a un duelo que seguía en deuda. El Más Grande metió y metió cuando la visita atacó y quiso faltarle el respeto, incluso Birisamberri seguía merodeando la escena cerca de la esférica.

 

Posesión no es lo mismo que efectividad y esto explica a la perfección lo que le ocurrió al conjunto de Reyes. La árbitro empezó a tarjetear masivamente, infracciones y nula frescura apagaron lentamente la obra. Boca se plantó en el fondo y despejó todo lo que pasó cerca, sumado a las demoras para sacar de quicio a su contrincante. Se extrañó la conducción de Morcillo para conectar las líneas y romper el candado existente, este factor fue decisivo.

 

La alineación inicial fue Chiribello; Florentín, Spiazzi, Gallea, Sonetti; Herrera, López, Moreno, Birisamberri; Romero, Pereyra. Las suplentes: Quintilli, Salazar, Sandoval, Morcillo, Ippolito, Hain y Álvarez.

 

Copyright © 2016 – Lucas Ajuria - 1RIVER - Buenos Aires – 14 de noviembre de 2016

Notas y entrevistas Antonio Casellii
Lo más visto
  • River Plate
  • AFA
  • Conmebol
  • FIFA
Video destacado

Emelec 1 River 2 Libertadores 2017